Alejandro González (ADCA-Integración): “Los problemas no terminan de 9 de la mañana a 5 de la tarde”

Alejandro González, director de la Unidad de Estancia Diurna ADCA-INTEGRACIÓN

08/07/2019 (FAMS-COCEMFE Sevilla)

Alejandro González Ganaza desempeña el cargo de director de la Unidad de Estancia Diurna (U.E.D.) de la Asociación Andaluza para la Rehabilitación e Integración Social de personas con Daño Cerebral Adquirido, Congénito y Enfermedades Neurológicas (ADCA-Integración).

Esta entidad nace en 1998 en el seno de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sevilla, con la motivación de luchar contra los insuficientes servicios públicos destinados al tratamiento y rehabilitación de las personas con daño cerebral. De esta forma, la problemática podía pasar a tratarse de forma más privada.

ADCA-Integración identifica dos maneras de llegar a su colectivo: de manera pública, mediante la Junta de Andalucía y los programas concedidos, reuniendo así “todos los recursos posibles con el fin de atender a esta tipología de personas”; y de manera privada, gracias al tratamiento y rehabilitación de los usuarios externos mediante sesiones de neurofisioterapia y rehabilitación neurocognitiva.

No obstante, las actividades de ocio y tiempo libre realizadas por la asociación se relacionan directamente con el deporte adaptado, más allá de los servicios de rehabilitación prestados. Incluir actividades como hipoterapia o pádel adaptado “aumentan la autoestima, la autonomía personal y los beneficios físicos y neurológicos”, puesto que “son deportes modernos que no todo el mundo practica” y el hecho de que lo hagan personas con discapacidad funcional “es algo muy curioso y positivo”.

La labor de este tipo de entidades, a veces, no sería posible sin contar con la participación de los voluntarios. “Actualmente, estamos mejor en cuanto a voluntariado. Antiguamente tuvimos déficit, pero ahora contamos con la colaboración de la Universidad de Sevilla, que todos los años nos ofrece personal. Siempre es bienvenido”.

Para poder ofrecer todo este tipo servicios, ADCA-Integración cuenta con recursos que recibe de forma pública, por ejemplo, mediante la Consejería de Igualdad, Políticas sociales y Conciliación. A pesar de recibir ayuda estatal, Alejandro cree que queda mucho camino por recorrer, puesto que aún la ayuda privada es insuficiente: “Esto no acaba nunca. La línea de la ayuda pública es la más viable actualmente, porque es más segura y permite mantener tanto la rehabilitación como la integración social del colectivo de personas al cual atendemos”.

En cuanto a su visión de futuro, la entidad quiere luchar por expandir la entidad: “No queremos quedarnos únicamente en los programas de estancia diurna, de inserción laboral y de tiempo libre. Queremos lograr llevar a cabo una vivienda tutelada, porque los problemas no terminan de 9 de la mañana a 5 de la tarde de lunes a viernes. Los problemas siguen de 5 de la tarde el viernes hasta el lunes a las 9”.

Por último, Alejandro apela a la intención de la asociación de unificar los servicios con el fin de lograr que “la atención sea lo más integral posible”.