FAMS-COCEMFE Sevilla se reúne con algunos de los asistentes a las jornadas de empoderamiento para jóvenes con discapacidad en Islantilla

Participantes de las Jornadas en reunión formativa

Fotografías

26/04/2019 (FAMS-COCEMFE Sevilla)

La Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Sevilla (FAMS-COCEMFE Sevilla) se ha reunido con jóvenes con discapacidad en su sede el pasado 24 de abril para presentarles el Proyecto Empower Youth Limits. La iniciativa es posible a través del programa Erasmus+, cofinanciado por la Unión Europea, y ha permitido a la Federación organizar unas jornadas de empoderamiento ‘Laboratorio de ideas sobre el empleo, accesibilidad y participación del joven con discapacidad’, para jóvenes entre 18 y 30 años con discapacidad.

Dichas jornadas tendrán lugar en Islantilla (Huelva) los días 9 y 10 de mayo de 2019, y algunos de los asistentes confirmados han sido los protagonistas del encuentro que ha organizado la entidad. Según Encarnación Barrera, Técnico de Proyectos Europeos en FAMS-COCEMFE Sevilla, el objetivo era “explicar el programa de las jornadas” y “que los jóvenes formen grupos de trabajo para conseguir empoderarse”.

La reunión comenzó con la presentación individual de cada uno de los asistentes, que explicaron su situación laboral actual y las barreras que encuentran para acceder a sus estudios. “No es tan fácil insertarse en el mundo laboral si no entras en los cánones sociales. Tengo 30 años, un máster en Mediación y solo llevo 9 meses a jornada parcial” asegura Esther, trabajadora social en la asociación Alma Sevilla, entidad miembro de la Federación. Otros jóvenes, por el contrario, no han podido terminar su formación académica por la falta de adaptabilidad a su discapacidad auditiva, por ejemplo.

El programa Erasmus+ sigue tres líneas estratégicas que estarán plenamente presentes durante las jornadas:
-    Movilidad.
-    Asociaciones estratégicas.
-    Diálogo con los políticos, para que puedan escuchar las necesidades de los jóvenes y que éstos puedan sentirse representados.

Durante las jornadas se realizarán mesas de trabajo para recoger reivindicaciones y propuestas.

La reunión concluyó con una ronda de preguntas sobre qué esperan los asistentes de las jornadas. Así, surgió la necesidad de impartir en los centros educativos la asignatura de Educación Emocional obligatoria, realizar inspecciones reales y de forma periódica para que los profesores no ejerzan preferencias y evitar situaciones de abuso por vulnerabilidad que sufren muchas personas con discapacidad.