FAMS-COCEMFE Sevilla se reúne con la Dirección General de Personas con Discapacidad para presentarle la entidad

11/04/2019 (FAMS-COCEMFE Sevilla)

El presidente de la Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Sevilla (FAMS-COCEMFE Sevilla), Juan José Lara Ortiz, se reunió el pasado 4 de abril con la Directora General de Personas con Discapacidad e Inclusión, Mercedes María López Romero, con el fin de presentar los avances de la federación y sus acciones en el último año.

Durante el encuentro, se presentó la memoria de 2017 y 2018 de la entidad, que muestra su progresivo desarrollo y las líneas de actuación en las que está trabajando. Lara también advirtió a la directora de la preocupante inactividad del Consejo Andaluz de Atención a Personas con Discapacidad, pues este “prácticamente no se reúne” y, por lo tanto, “no se están persiguiendo sus objetivos”. Desde 2014, dicho Consejo solo se ha convocado en tres ocasiones, mientras que su condición debería ser semestral.

Otro de los aspectos  tratados fue la imprecisión legal sobre los ajustes razonables y la ausencia de una Ley de bienes y servicios. El presidente de la Federación le entregó a López una denuncia tramitada desde FAMS-COCEMFE Sevilla hacia el Defensor del Pueblo Andaluz sobre dicho asunto, acompañada de la carta de la Dirección General que comunica su traslado al Consejo Andaluz, pero sin este tomar acciones al respecto.

La entidad también abordó su reciente participación en la creación de un Centro Tecnológico Andaluz para el Diseño Universal y todos los pasos dados hasta ahora. Entre los agentes que colaboran en tal proyecto se encuentran el Ayuntamiento de Sevilla, la Universidad de Sevilla y el Parque Tecnológico de la Cartuja. Por su parte, Lara solicitó la participación de la Junta de Andalucía.

Los asistentes a la reunión coincidieron finalmente en la necesidad de adaptar el Metro de Sevilla que, a sus 10 años de antigüedad, aún sigue siendo inaccesible, principalmente para sillas de ruedas eléctricas. Se barajó la posibilidad de solicitar servicios como el de Atendo de Renfe, donde hay trabajadores que ayudan directamente a las personas con discapacidad, siendo así más viable económicamente que reestructurar los propios vagones.